Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica del mensaje del senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la Fracción Parlamentaria de Morena en el Senado de la República, durante el Primer Informe de Actividades Legislativas del senador Salomón Jara Cruz

SENADOR RICARDO MONREAL: Primero quiero decirles que hemos venido desde varias partes del país a ser testigos de este informe, de esta rendición de cuentas.

Vienen conmigo, como coordinador del Grupo Parlamentario, Maribel Villegas de Quintana Roo, viene desde Quintana Roo. 

Yo sé que muchos de ustedes, muchas de ustedes vienen de lejos, que tienen hasta ocho horas viajando por el camión y que algunos de ustedes no han probado alimentos.

Eso muy encomiable, muy reconocible, yo los felicito porque se han sostenido para escuchar el Informe de nuestro senador, que es un orgullo para el grupo, Salomón Jara. 

Pero también viene Ricardo Velázquez desde Baja California Sur; Juan José Jiménez de Querétaro; Alejandro Peña de la Ciudad de México; Citlali Hernández, que tiene raíces oaxaqueñas, de la Ciudad de México; Cecilia, desde Campeche; Américo Villareal de Tamaulipas, senador de Tamaulipas.

Ernesto Pérez de Veracruz; Higinio Martínez del Estado de México; Martha Guerrero del Estado de México; Ovidio Peralta de Tabasco; Cruz Pérez desde Chihuahua, senador por Chihuahua; Eduardo Ramírez de Chiapas; María Merced de Hidalgo y una gente que muchos maestros recuerdan, por su lucha y por su aportación a la educación: Héctor Vasconcelos, hijo de José Vasconcelos, que es senador y que su padre y su abuelo eran de estas tierras.

Quiero agradecerle al Presidente Municipal que esté con nosotros, al Presidente de Oaxaca. También a Mario Delgado, que ya lo escucharon, Mario Delgado es el coordinador de diputados federales de Morena en el Congreso Mexicano. 

Aquí hay diputados federales y legisladores, los saludamos.

Voy a aprovechar este informe para hacer una muy breve reflexión, una reflexión que espero me ayuden a comprenderla.

Vivimos momentos aciagos, vivimos momentos difíciles, complejos, producto de la herencia que recibió el Presidente de la República y que fue acumulando destrucción del tejido social, descomposición social, abandono, saqueo y que fueron conductas cotidianas y toleradas en el pasado. 

Decidimos hace un año votar y Oaxaca fue un ejemplo y el país entero votó por Andrés Manuel y Morena. Cambiar al régimen caduco y dar paso a un proceso de transformación profunda de las instituciones fue nuestro encargo, fue nuestro mandato.

Estamos en ese camino, pero para lograr esta larga travesía no podemos hacerlo sin ustedes. No podemos bajar la guardia, no podemos confiarnos. 

Nadie puede cantar victoria. México, desde la Revolución, non había experimentado un movimiento como este. Tuvimos alternancias, como la del 2000 y la del 2012, sin efectos, sin consecuencias en beneficio de la gente.

Ahora hemos iniciado el cambio verdadero, el cambio de régimen. Sí será un proceso largo, sinuoso, accidentado, pero lo lograremos. 

¿Qué requerimos? ¿Qué necesitamos? 

Que cerremos filas en torno al Presidente de la República; que no nos atrape la desesperanza, la desilusión ni menos la decepción.

Ayer estuve aquí, en Oaxaca, fui al informe de una mujer entrañable, de una mujer querida, de una oaxaqueña sin excepción, que quiere a su pueblo como Salomón: Susana Harp, oaxaqueña de corazón. 

¿Qué requerimos? 

Requerimos actuar, requerimos que cada uno de nosotros asuma su responsabilidad. Los legisladores haciendo leyes justas y construir las bases firmes para que nunca regrese la corrupción, la simulación, el abuso de poder, el abandono, el tráfico de influencias, la intolerancia, la desigualdad, la injusticia.

Pero para lograr esto los legisladores tenemos que actuar como lo está haciendo Salomón Jara, quien ha actuado con altura de miras, viendo a su pueblo de frente y ahora rindiendo su primer informe de actividades de lo que ha hecho.

Salomón Jara es un auténtico procurador del pueblo. Salomón Jara es un auténtico legislador del pueblo, surgido del pueblo, de origen campesino, de origen humilde y sencillo.

Pero también los presidentes municipales, los regidores, los síndicos, las autoridades federales, no debemos actuar, señores presidentes municipales, integrantes del Gobierno Federal en los estados, no podemos actuar igual que los que se acaban de ir.

No podemos abandonar nuestros principios ni podemos olvidarnos de la gente que confió en nosotros. 

No podemos estar decepcionando a la gente que nos llevó al cargo de presidentes municipales. No era por lo que luchamos, quítate tú para ponerme yo y hacer lo mismo. 

Los jóvenes, las mujeres, los intelectuales no pueden sentirse lastimados.

Por eso tenemos manera de avanzar en su municipio o en su distrito, porque la gente espera mucho del cambio, en los espacios del servicio público, los espacios de los ayuntamientos, los líderes, las jóvenes, los hombres, las mujeres que lucharon en la campaña se sienten decepcionados cuando al frente de los ayuntamientos hay gente que nos atacaba, hay gente que no siente el amor por Morena y hay gente que improvisó y que ocupó la posición sin ningún mérito político y sin ningún mérito en la lucha social.

 

Ya no más improvisación, ya no más espacios ocupados por adversarios de Morena. 

Por eso estamos a tiempo de corregir en Oaxaca y en todo el país. 

No le fallemos al movimiento, no fallemos al pueblo, no traicionemos nuestros principios. Tenemos que ser un espejo y un ejemplo de congruencia y de conducta limpia y honesta al servicio del pueblo. 

Como grupo parlamentario mayoritario, nos pronunciamos desde Oaxaca, por la aplicación de la ley sin distingos, sin excepción. 

Expresamos nuestro respaldo a la Fiscalía General de la Nación para que profundice en las investigaciones sin importar el nivel y la responsabilidad de personajes que ostentaron el poder.

No a la impunidad. No al olvido. No al perdón del saqueo que ahora sufre y padece el pueblo mexicano. 

Es momento para que el sistema de justicia actúe sin simulación, complicidad o parcialidad, y se sitúe a la altura de las exigencias sociales, respetando su autonomía y los principios de presunción de inocencia y debido proceso.

Quiero expresarles a todos, muchas gracias por acompañar a Salomón Jara, fue un esfuerzo de movilización importante. Es una señal clara de que Salomón camina territorio. Es una muestra clara de que Salomón tiene muchos años construyendo el movimiento. Es una muestra clara que hay trabajo detrás de él.

Acá están los dirigentes de los municipios, todos merecen respeto y todos merecen aprecio.

Confíen, tenemos ocho meses. Fueron décadas de años de abandono.

Hoy, el Presidente López Obrador, tiene un especial cariño por Oaxaca. Andrés Manuel quiere a Oaxaca.

Aprovechemos ese cariño del Presidente que estará aquí el próximo miércoles. 

Quiero decirle, sin temor a equivocarme, a todas, a todos, jóvenes, mujeres, líderes campesinos, trabajadores del campo y de la ciudad, sin temor a equivocarme, Andrés Manuel López Obrador será el mejor Presidente de la República de los últimos gobiernos de las últimas décadas del país; no lo dejemos solo, cerremos filas, actuemos en consecuencia.

Yo veo aquí atrás de mí y en la tribuna y en las bancas de las galerías, veo muchos rostros de gente que no tiene un año ni meses luchando con Andrés Manuel. Tenemos décadas acompañándolo. 

Hay gente que perdió su vida esperando este momento de acenso al poder.

Muchos de sus tíos, sus abuelos, sus padres, esperaban ver coronado su sueño de ver a Andrés Manuel López Obrador como Presidente de la República.

Va a cambiar al país y nosotros tenemos la obligación de no traicionarlos.

No podemos fallarle, ni un presidente municipal, ni un diputado, ni un senador tiene el derecho de equivocarse, porque el pueblo los puso confiando en que no iban a traicionar a la Cuarta Transformación. 

Por eso les digo, sí lo vamos a lograr, a pesar de que uno que otro se nos quede en el camino lo vamos a lograr y nos vamos a sentir muy satisfechos de haber iniciado este proceso de transformación de la vida pública del país. 

Saludo con respeto a todos los oaxaqueños, a los municipios que vienen desde lejos, a las mujeres, a las indígenas, a los campesinos, y expreso también con sinceridad un saludo respetuoso a los medios de comunicación en Oaxaca.

Salud, enhorabuena. 

¡Ánimo! 

¡Arriba Salomón!

¡Que viva Oaxaca! 

¡Viva la Cuarta Transformación! 

¡Viva México!