Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Solidaridad y hermandad, bases del compromiso de México con el desarrollo de Centroamérica: Salomón Jara

  • El legislador aseguró que México ha postulado históricamente el derecho a la migración y ha expresado su absoluto rechazo a la criminalización de los flujos poblacionales 

Para el senador Salomón Jara Cruz la reunión que el presidente Andrés Manuel López Obrador sostendrá con su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, el próximo sábado en Veracruz, hace patente el compromiso del Estado mexicano para consolidar las bases del Plan de Desarrollo para Centroamérica.

El vocero de Morena en el Senado apuntó que la nueva política migratoria del Estado mexicano es una política que responde a una circunstancia histórica y regional muy concreta, en la cual se conjugan dos variables fundamentales: el incremento sin precedente de flujos poblacionales provenientes principalmente de Centroamérica y el endurecimiento de la posición antinmigrante del gobierno de los Estados Unidos, como parte de la estrategia del Presidente Trump de cara al próximo proceso electoral en el país vecino.

“México siempre ha postulado históricamente el derecho a la migración y ha expresado su absoluto rechazo a la criminalización de los flujos poblacionales, promoviendo el respeto a su dignidad e integridad, así como el reconocimiento de la enorme contribución que realiza al desarrollo de los países de destino”, argumentó.

De esta forma, explicó el senador oaxaqueño, debe quedar perfectamente claro que la columna vertebral de la política migratoria de México en la época de la Cuarta Transformación es la congruencia y la defensa de la integridad y la seguridad de las personas que se encuentran en nuestro territorio y de nuestros connacionales en el exterior.

“No hay doble discurso, no hay doble moral, no hay política de tercer país seguro. Por el contrario, el gobierno de México no seguirá cerrando los ojos y no permitirá que se incremente la vulnerabilidad de las personas migrantes. Es por lo que, en las últimas semanas hemos podido ver una nueva manera de gestionar los flujos migratorios de forma integral, a partir de una estrategia que se basa en la cooperación y en la corresponsabilidad, y en donde el respeto a los derechos humanos es una realidad”, resaltó.

Señaló que, a diferencia de gobiernos y periodos anteriores, cuando la migración tenía detrás el abandono y el olvido de los sectores más desfavorecidos por parte del Estado, en esta nueva etapa el gobierno de la República ha decidido apostar a promover un nuevo modelo de desarrollo regional en aras de atender las brechas de desigualdad y las causas estructurales que obligan a las personas a abandonar sus países de origen.

“Inseguridad, pobreza, exclusión social, desplazamientos y diversas violaciones a derechos humanos, son solo algunas de las realidades que se conjugan y explican el incremento reciente en los flujos poblacionales provenientes de Centroamérica y de algunos otros países del mundo con situaciones o contextos de conflicto; de ahí la importancia de invertir en la paz y en el bienestar de las personas. ¿Qué mejor política exterior que aquella que promueve objetivos comunes y se basa en la hermandad y la solidaridad de nuestros pueblos?”, concluyó el senador Salomón Jara Cruz.