Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica del mensaje del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, durante la entrega de diplomas de la Primera Generación de Egresados del Diplomado en Comunicación Parlamentaria

Muchas gracias.

Quiero, primero, felicitar a los 24 egresados, las 24 personas, hombres y mujeres que hoy concluyen este diplomado en comunicación parlamentaria.

Saludo a los maestros, a los profesores, a los expertos que nos asistieron de la FES Acatlán de la UNAM, a su director, al doctor Manuel Martínez, con afecto y con respeto.

Al doctor Rafael Serrano, coordinador académico del diplomado en comunicación parlamentaria, a la maestra Sac, directora general del Centro de Capacitación y a Abelardo Martín. 

Me congratula mucho acudir a esta ceremonia, y me honra entregarles a ustedes su diploma, porque han hecho un gran esfuerzo o un esfuerzo para intentar capacitarse, formarse.

Siempre la capacitación y la actualización de diversas áreas, en este caso de apoyo a la tarea legislativa, son encomiables, fundamentales para el éxito de las responsabilidades que tenemos.

En el caso de la comunicación, como aquí lo decía el doctor Manuel Martínez, la importancia es aún mayor, pues la credibilidad y la confianza ciudadana sólo pueden construirse, consolidarse por los resultados legislativos, por la eficacia al comunicarlos

En efecto, decía Vanessa, la compañera de ustedes que habló, es parte fundamental la comunicación.

En efecto, yo soy egresado de la UNAM. Primero estudié en la Universidad de Zacatecas de mi estado natal en los 80’s, principio de los 80’s; luego en el 82, al concluir la carrera de abogado, me trasladé aquí a la UNAM; la UNAM me becó y estuve realizando estudios de especialidad, maestría y doctorado. 

Soy doctor en derecho por la UNAM, y ahí lo recordaba el director de la FES Acatlán, conocí a Raúl Contreras, ahora director de la escuela de Derecho de la UNAM, y a Armando Soto, ahora Jefe de la División de Estudios de Posgrado. Los tres éramos condiscípulos, y sigo siendo catedrático; tengo tiempo completo en la UAZ, que por mi trabajo ya no pude, y en la UNAM doy clases en maestría de la División de Estudios de Posgrado.

Me da mucho gusto siempre. Es muy pesado, muy pesado porque tengo que levantarme a las cinco de la mañana, pero no he faltado a una sola clase; tengo mi adjunto, pero nunca falto, no soy barco, soy un maestro muy exigente en mi cátedra.

Por cierto, que no me pagan, porque como soy servidor público me está impedido recibir un salario en otra institución, pero no es necesario que me paguen porque a mí me formó la UNAM y con qué le pago lo que ahora sé y por lo que ahora estoy. Si no hubiera sido por la UNAM, que además provenía de familias campesinas de escasos recursos, no estaría aquí simple y sencillamente, estaría sembrando en Puebla del Palmar, que así se llama el rancho de mis padres.

Pero ahora estoy aquí frente a ustedes, intentando legislar y hacer bien las cosas por este país.

Por eso me alegra mucho que hoy estos 24 compañeras y compañeros, hayan egresado, se estén graduando de este Diplomado de Comunicación Parlamentaria. 

Acepto lo que decía el doctor, vamos, Abelardo, a hacer un segundo curso con otras 120 horas, este duró 120 horas, para que otro grupo de colaboradores del Senado, trabajadores del Senado, asistentes de senadores o de comunicación social, puedan también participar.

Les queremos decir que tenemos bastantes cursos. Ese es un tema que a mí me preocupa bastante, la capacitación. 

Tenemos maestría próxima a iniciar en agosto con la UNAM, maestría en derecho; tenemos doctorado en derecho; tenemos política internacional con el Colegio de México; tenemos con la UAM que, después de su largo proceso de dificultad académica, queremos celebrar con ellos convenios; tenemos también con la Complutense de España. 

Es decir, estamos muy metidos en la capacitación de nuestro personal, porque cuando se les capacita son mucho mejores, mucho, mucho, y nunca debe de terminar la capacitación, es parte fundamental de lo que debemos hacer.

Hace un tiempo escribí un libro que se llama “Desafíos”, está en el Senado publicado, véanlo, porque es parte de la comunicación, fue el año pasado y en él señalo capítulos especiales, lo relativo a la información y a la comunicación. 

Hay un libro, también, que se llama “21 Lecciones para el Siglo XXI”, se los recomiendo, es un libro extraordinario, en donde toca temas que no se han tocado, del futuro de la Patria, sobre todo tecnología de la información, biotecnología, el uso de lo que ustedes se capacitaron, áreas de digitalización, de redes.

Viene una etapa muy complicada para el país y lees este libro y pareciera ser que está muy lejano, ¡no!, ya está aquí, el poder ya no será la acumulación de capital, la riqueza, la empresa, la fábrica, la tierra, no.

Los poderes futuros estarán concentrados en la tecnología de la información, en el control de datos, en el uso de tecnología digital, Internet, el control de datos y el ciberespacio, el uso del espacio.

Es decir, lo que nadie se imaginaría en todas estas etapas de los estados que la humanidad ha pasado, desde la etapa primitiva, el feudalismo, el capitalismo, el imperialismo, el socialismo y todas las etapas de los estados nacionales o sociales del mundo, nadie se imaginaría que ahora estamos en un momento distinto, en donde el futuro no se ve tan claro, pero que tenemos que prepararnos para enfrentarnos con el mayor de los éxitos a lo que viene. 

Por nuestros hijos, por nuestros nietos, quizá nosotros somos la generación de la entreveración, no nos va a tocar, pero a ustedes sí, a muchos de ustedes sí. Pero ya está aquí,

Entonces, por esa razón la capacitación es clave, no lo olviden, se van a sentir bien, no tanto el papel que les entregan, que es mucho, porque es con valor a currículum, sino en lo que ustedes adquirieron estas 120 horas, que muchos de ustedes tuvieron que sacrificar familia, tiempo, fiestas, dedicarse a prepararse y que ahora deben de sentirse muy satisfechos, ustedes y sus familias. 

Porque aparte de estar trabajando hacen este esfuerzo y eso habla muy bien de ustedes para conservar sus áreas, capacitarse, ser más eficaces, contribuir de mejor forma a nuestra actividad de la que nos sentimos muy orgullosos. 

La función pública cada vez es más difícil, muy difícil, no es tan comprendida la política, y la función pública está evaluada de manera a la baja, siempre a la baja, siempre a la baja, no es tan fácil, la gente a veces piensa que el político no trabaja y eso no es cierto. 

Yo llego normalmente aquí a las 07:00 de la mañana, salgo a las 11:00 de la noche, aquí desayuno, aquí como, aquí ceno, incluyendo sábados y domingos, le dedico muchas horas a mi trabajo, pero me gusta, me gusta mucho mi trabajo, y todavía doy clases en la UNAM. Entonces, intento siempre estar actualizado.

Así es de que felicidades a todos los graduados, enhorabuena, me complace y me complació haberles entregado el diploma, y decirles que ánimo, hicieron lo correcto.

Y ahí escuché una expresión de que por cuándo la elegimos, no se peleen entre ustedes, porque no sirve eso, tal vez se hubieran reunido antes sin decir, pero también es una autocrítica, que una crítica a los organizadores, cada vez hay que democratizar más las decisiones. 

No es en aras de dividirse sino pues para eso se capacitan, porque quieren ya, y muy complicado, yo les digo, desde el 2018 yo he sido tres veces senador, tres veces diputado, gobernador, jefe de la Delegación Cuauhtémoc, y quizás sea, después del 2018, la época más complicada de mi vida, porque estoy sometido todos los días, todos los días a cuestionamiento, lo que digas, lo que hagas, cómo vistas, dónde estás, dónde comes, dónde duermes, es impresionante.

Por eso, no pasa nada, es un buen grupo, respétense, cuídense, es una buena generación y lo más importante es que hicieron un esfuerzo para obtener este diploma, este diplomado, este documento que los acredita como diplomados, no es fácil, no, no, no es fácil, y son 24, nada más 24, así es de que siéntanse satisfechas y satisfechos.

Senado de la República
Senado de la República

Tus propuestas son muy valiosas para nosotros

Queremos escucharte y entender tus necesidades. Envíanos tus propuestas para que juntos trabajemos en ellas.
Enviar propuesta