Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica de la conferencia de prensa del senador Martí Batres Guadarrama, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República

SENADOR MARTÍ BATRES: Quiero comentar con ustedes sobre todo el hecho de que se haya aprobado la Reforma Laboral en la Cámara de Diputados. 

La Cámara de Diputados fue el espacio en el que se recibieron iniciativas para la Reforma Laboral, ha hecho su trabajo, realizó sus discusiones, sus parlamentos abiertos, llegó a sus consensos y, al terminar su tarea, la ha enviado al Senado de la República. 

El Senado la turnará a comisiones y se realizará la labor que tiene que realizarse también. 

No obstante ello, no obstante que hace falta toda una labor de análisis, de trabajo, puedo decir que se trata de una decisión histórica, la que ha tomado la Cámara de Diputados. 

Quiero felicitar a la Cámara de Diputados. Como Presidente del Senado de la República quiero felicitar a la Cámara de Diputados por el trabajo realizado, tanto en lo político como en lo cualitativo, tanto en lo legislativo y técnico, como sobre todo en el fondo. 

La reforma que han aprobado el día de ayer es una reforma histórica, por varias razones. Una de ellas es que se trata de la primera Reforma Laboral progresiva en mucho tiempo. 

Vivimos reformas regresivas. Todavía en el año 2012 tuvimos una reforma regresiva. Me tocó dar la batalla crítica en aquél entonces, porque tuvimos una reforma que disminuía derechos de los trabajadores. 

Ahora tenemos una reforma que aumenta, que incrementa los derechos de los trabajadores y en esa reforma están contemplados, además, derechos políticos de los trabajadores, la libre sindicalización y el derecho a elegir a sus dirigentes; el voto libre, secreto, personal, de los trabajadores, para elegir a sus dirigentes sindicales. 

Esta es una reforma de fondo. Me parece entonces muy importante el paso que se ha dado en la Cámara de Diputados. Se ha dado un paso muy importante en materia de justicia laboral, transparencia de los contratos colectivos, negociación colectiva, libre sindicalización, democracia sindical. 

Esto va a generar mejores condiciones para los trabajadores. Es un momento bastante bueno, ha ocurrido porque se han conjuntado diversos factores. 

Uno de los factores, se ha dicho, es el que tiene que ver con las negociaciones que se han llevado a cabo en el Tratado México, Estados Unidos y Canadá, ya lo hemos comentado esto desde hace meses, pero otro factor muy importante es el cambio de correlación de fuerzas que ocurrió en el país y ha permitido que se apruebe una reforma de esta naturaleza. 

Cambian los paradigmas, porque se pensaba que México era más competitivo entre más pequeño fuera el salario de los trabajadores y se firmó un tratado de libre comercio que aumento la masa de comercio de manera impresionante y potenció las exportaciones de México, pero no mejoró el salario mexicano. 

Entonces, el nuevo contexto internacional y nacional está ayudando a tener una reforma que es una buena noticia para los trabajadores mexicanos. 

Esta reforma honra la memoria de muchos mexicanos que lucharon por la democracia sindical, por la libertad sindical, señaladamente de personalidades, personajes como Demetrio Vallejo, desde el símbolo del sindicalismo democrático; del sindicalismo independiente, como Valentín Campa, como Rafael Galván y mucho otros. 

Pero señalo a ellos tres, que dieron batallas muy importantes por la libertad sindical, por la democracia sindical, por mejorar las condiciones de trabajo de sus agremiados, de la clase trabajadora. 

Ahora, en este proceso de transformación, esa es una forma de democratización. La democracia en México no podía ser solamente la democracia en las elecciones, porque teníamos un sistema corporativo que obligaba a los trabajadores a formar forzosamente parte de un sindicato y obligaba a que esos sindicatos formaran parte forzosamente de un partido, que era a su vez el partido gobernante. 

Este corporativismo formaba parte de la antidemocracia de México y a partir de diversas luchas se ha ido poco a poco desmontando, pero la reforma que se ha aprobado el día de ayer ayudará que haya plena democracia sindical, plena libertad sindical. 

Entonces, creo que es muy importante, ya daremos nuestras discusiones en el Senado, pero no quería dejar de comentar estos puntos fundamentales, de lo que se ha aprobado el día de ayer por la Cámara de Diputados, en una jornada histórica para los trabajadores de México. 

Estoy a sus órdenes para cualquier pregunta. 

REPORTERO: Qué tal senador, buenas tardes. 

Entonces, tú consideras que ya tal cual como viene de la Cámara de Diputados no se le va a meter mano, va a pasar tal cual, porque hay ciertas inconformidades y si no, ¿ves que existan movilizaciones de sindicatos como los de la CTM, porque también tienen algunos desacuerdos? 

SENADOR MARTÍ BATRES: Hay que escuchar a todos. 

Yo mismo voy a recibir a dirigentes de la CTM también para escucharlos. Hay que escuchar a todos, hay que escuchar también a los empresarios, hay que escuchar a los trabajadores, en general, a los expertos, a los académicos, hay que escuchar a todos los sectores que tengan algo qué decir sobre esta reforma. 

REPORTERO: Entonces, no va a ser en fast track, se van a dar todavía un tiempo para, ¿podría haber algún cambio? 

SENADOR MARTÍ BATRES: Bueno, cada Cámara hace su tarea, no quiero yo prejuzgar sobre nada. 

Simplemente hasta ahorita hago una valoración de lo aprobado en la Cámara de Diputados y me parece que es muy positivo. La Cámara de Senadores hará su tarea también. 

REPORTERO: ¿Considera que el senado debe incorporar en esta reforma, cuando llegue, eliminar el outsourcing? 

Y, segundo, si esta reforma la esperamos para un extraordinario ¿verdad? 

SENADOR MARTÍ BATRES: En primer lugar, sobre los tiempos, esto lo va a determinar el ritmo de la discusión. 

Nosotros turnaremos inmediatamente la reforma a la comisión correspondiente e iniciarán las discusiones y trabajos. 

Nos queda poco para que termine el Periodo de Sesiones, vamos a ver las valoraciones que se tengan aquí, al interior del Senado, de eso dependerá. 

REPORTERO: Entonces ¿existe la posibilidad de que se procese antes del día del niño?

SENADOR MARTÍ BATRES: Entre más pronto sea, pues es mejor para el país.

No obstante ello, no soy yo el que va a definir estos tiempos. Eso lo definirán los propios senadores y senadoras que estén involucrados en estos temas o en estas discusiones.

El propio trabajo va definiendo los ritmos, los ritmos han variado mucho. Es decir, hay minutas que envía la Cámara de Diputados, que se aprueban relativamente rápido, otras tardan más, depende, eso, en función del debate que se dé.

No es un tema que haya suscitado tanta controversia, como por ejemplo el tema de la Guardia Nacional suscitó mucha más controversia, para poner el ejemplo.

Jesús, aquí hay muchos consensos que se han construido y que hay que apoyarse, aprovechar estos consensos. No obstante, va a haber opiniones diversas y creo que hay que escuchar todas las opiniones.

REPORTERO: Sobre el outsourcing. 

SENADOR MARTÍ BATRES: Ese es uno de los puntos en el debate, no quisiera yo adelantar ninguna opinión. 

Hay que conocer cuál fue el proceso que llevó a las conclusiones que tiene la actual minuta en la Cámara de Diputados y si va a haber opiniones diversas aquí. 

REPORTERO: Diputados de Morena se quejaron o lamentaron que no se incorporara esta figura. Me gustaría saber qué opinión tienes. 

SENADOR MARTÍ BATRES: Voy a esperar a escuchar puntos de vista para ver. 

Necesitamos saber cuáles son los puntos de equilibrio que alcanzaron en la elaboración del dictamen, eso es importante, y también ver dónde se puede ir más allá, avanzar todavía más. 

No obstante, como está la reforma es un avance bastante considerable.

REPORTERO: Senador, buenas tardes.

Nos comenta que la Reforma Laboral es progresiva no regresiva. Sin embargo, que no sea letra muerta es la inquietud. En este sentido se denomina Reforma Laboral en materia de justicia laboral, no de democracia laboral e integraron al parte del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo.

Y al modificar la estructura de la justicia labora implica inversión presupuestal e implica incluso construir edificios de oficinas, equiparlos, dotarlos del personal capacitado para el desempeño de esta nueva manera de justicia laboral.

¿Usted ve que esta ley por sí misma y su impacto presupuestal puede facilitar que sea letra viva?

SENADOR MARTÍ BATRES: Es importante lo que dices, porque se generan a veces derechos enunciativos que se quedan así, en las leyes, como declaraciones.

Es importante que cada derecho que se desarrolle esté soportado presupuestalmente.

Ahora bien, habría que ver sobre todo esta reforma desde el punto de vista de las transformaciones positivas que pueda desatar en el mundo del trabajo.

Transformaciones como productividad, transformaciones como mejoría del ingreso de los trabajadores, transformaciones como libertad de los trabajadores y democracia para la elección de los dirigentes.

El tema de la justicia laboral es uno de los elementos de la reforma, pero no es el único, es justicia laboral pero también es transparencia en los contratos para mejorar la negociación colectiva y también son derechos para elegir a los dirigentes sindicales.

Entonces, son varios los elementos que contiene esta Reforma Laboral que ha aprobado la Cámara de Diputados. Hay que ver que no predomine una inercia burocrática, que el centro no sea la adquisición de nuevos edificios o un mayor gasto burocrático.

Hay que aprovechar mucho de lo que ya se tiene. Hay que ver bien cómo están los tiempos de transición para que se vaya dando el esquema de nueva justicia laboral, pero, sobre todo, creo yo que hay que orientar las cosas hacia los temas fundamentales.

¿Cuál es uno de esos temas fundamentales?

El derecho de los trabajadores a elegir a sus dirigentes, esa es una de las transformaciones más profundas.

Y otra transformación muy importante tiene que ver con que los contratos de protección sean desplazados por verdaderos contratos colectivos.

Durante muchos años, en muchos espacios, han predominado los llamados contratos de protección. ¿Cuáles son los contratos de protección?

Son contratos que los trabajadores no conocen, que son entablados por líderes sindicales a espaldas de los trabajadores, en secreto e impuestos a los empresarios como una especie de extorsión. 

Esos contratos de protección afectan a los trabajadores y afectan a los patrones, a los dos factores de la producción.

Entonces, la reforma, uno de los elementos que tiene es tender a que se dé una verdadera relación de negociación colectiva, transparente, real entre patrones y trabajadores, eso va a ser importante. 

REPORTERO: Otra pregunta señor, sobre un ruido, ya ve que ahora con las redes sociales hay muchos ruidos en los procesos institucionales. 

Ayer, en la aprobación de los consejeros independientes de PEMEX, se manejó en redes sociales que el señor Beltrán Hernández es familiar del Presidente de la República, tío de los hijos de su primer matrimonio.

Incluso en el debate se señaló, el senador Damián Zepeda dijo que pidió esa información y que no la obtuvo, y el senador Félix Salgado Macedonio dijo que no, que no eran parientes, así nomás. Qué puede quedar en blanco y negro en este tipo de situación señor, ¿es o no es pariente?

SENADOR MARTÍ BATRES: Tengo la misma información que usted. Escuché lo que dijo el senador Zepeda y escuché la respuesta del senador Félix Salgado Macedonio, en el sentido de que no era así y no tengo mayor información. Supongo que no es así.

REPORTERO: Senador, gracias. Usted, como representante del Poder Legislativo, qué le respondería al sindicalismo tradicional, que de alguna manera ha manifestado su descontento, su preocupación por esta reforma laboral, ya que dice que se va a crear con la libertad de sindicalización una intervención en la autonomía sindical y una sobrerregulación al respecto, además de que, en esta reforma, está contemplado un fondo de sobresaturación de los servicios del sistema de seguridad social, que lo pueden llevar a la quiebra y perder conquistas históricas del movimiento obrero. ¿Qué le respondería usted respecto a esos temores?

Y, preguntarle, si ustedes como promotores de esta reforma, si ¿están preparados a una embestida, ya que la central mayoritaria, hasta el momento del país, la CTM, amenaza con paros y huelga en caso de que no llegara a consensos?

SENADOR MARTÍ BATRES: Bueno, yo vi en las noticias, y por la información que se ha dado de lo que trascendió de la reforma laboral, que eso es producto de grandes consensos en la Cámara de Diputados, esos consensos atraviesan a todas las fuerzas políticas, por un lado.

Entonces, no veo yo que se haya dado un acuerdo en contra de algún sector del sindicalismo, en primer lugar, sino que es un acuerdo muy plural, es un consenso muy amplio.

Recordemos incluso que la reforma constitucional en materia de justicia laboral se dio hace más de un año, que es uno de los elementos previos a esta reforma laboral, en otras condiciones y en legislaturas pasadas, y también, diría que vamos a escucharlos.

¿Qué les diría yo a los representantes del sindicalismo histórico, del sindicalismo tradicional?, que los vamos a oír.

Aquí, yo mismo comenté que voy a recibir a dirigentes de la CTM, voy a escucharlos sobre sus preocupaciones, naturalmente.

Antes del proceso de aprobación de la reforma vamos a escucharlos, son un sector también importante del sindicalismo mexicano y también hay que oírlos.

Ahora bien, por otro lado, en un sentido más de perspectiva, yo creo que el avance de la libertad sindical no va a afectar a ningún sector del sindicalismo, va a generar una relación de mayor autonomía entre el Estado y los sindicatos.

¿Por qué? Pues porque ahora en las nuevas condiciones los sindicatos tradicionales pues van a tener una relación más libre con el propio Gobierno Federal y con los gobiernos de los estados, y con el Estado Mexicano en general.

La tendencia va a ser una menor intervención del Estado en la vida de los sindicatos, mayor autonomía de los sindicatos, entonces ellos van a gozar de mayor autonomía también.

Por otro lado, en cuanto a los costos de la reforma, hay que verlos con toda responsabilidad.

Por eso decía yo al principio que necesitamos ver los mecanismos transitorios y de gradualidad para la implementación de las reformas, de tal manera que sean todas ellas viables, que sean reformas viables.

REPORTERA: Buenas tardes señor senador. Veo que aquí los tiempos son importantes, porque Nancy Pelosi dijo que no solamente era la aprobación de la reforma laboral, sino su instrumentación.

Entonces, en la medida en que el Senado termine con esta reforma, o sea, que la apruebe, que la analice, ¿cuánto tiempo tendrá para instrumentarse?, porque de acuerdo a los tiempos del congreso de los Estados Unidos, ellos piensan ratificarlo haca fines de julio. ¿Cómo estarán las cosas? Por favor, gracias.

SENADOR MARTÍ BATRES: Los tiempos cuentan. Desde mi punto de vista personal, entre más pronto se apruebe la reforma mejor.

Pero como decía yo hace un rato, no sabemos a ciencia cierta si se aprobará todavía en el marco de este periodo ordinario, que termina el 30 de abril, es posible, o si se aprobará en un extraordinario.

Creo que -esa es mi opinión personal y puede haber otras opiniones-, pero creo que lo mejor sería que se aprobara en el marco del periodo ordinario de sesiones.

Hemos hablado de eso desde el principio de este periodo de sesiones y hemos hablado de que recibiríamos esta minuta.

Ahora, eso no lo determino yo sino el ritmo que tome el trabajo en Comisiones es lo que lo va a determinar finalmente. Vamos a ver cómo se da ese ritmo.

Cuentan los tiempos, pero nosotros vamos a determinar los tiempos de acuerdo a las decisiones de los propios legisladores mexicanos. También eso es importante tenerlo en cuenta.

¿Cuenta la relación que tenga este tema con el tratado México-Estados Unidos y Canadá? Sí cuenta, sí tiene relación, pero no es el único elemento que determina esta reforma, la reforma no es sólo por el Tratado. 

Ese es un factor, y hemos hablado de eso desde hace meses, que es un factor que están ya escritos sobre eso varios artículos, escribí en mi artículo “primavera laboral” y se comentó mucho entre los compañeros diputados. 

Ahora bien, pero cuentan también otros factores, cuentan los factores nuestros, la lucha de los propios trabajadores mexicanos y también los propios equilibrios que queremos. 

O sea, nosotros, con la reforma queremos beneficiar a los trabajadores, pero también a las empresas. Se trata de beneficiar a ambos factores de la producción: trabajadores y empresas, ambos tienen que salir fortalecidos. 

Entonces, ahora bien, los tiempos de implementación varían, porque algunos tienen una implementación más inmediata que otros. 

Por ejemplo, los temas de justicia laboral, bueno, se van a llevar más tiempo, porque implican transiciones más fuertes, se trata de sustituir todo el sistema juntas de Conciliación por una nueva rama del Poder Judicial, que es más complejo. Eso no es tan inmediato, tienen sus transiciones. 

Y hay otras medidas que se pueden ir implementando más rápidamente. Eso depende de cada uno de los temas. 

Ahora bien, pienso que todo el proceso de reforma laboral hay que hacerlo con armonía entre los distintos actores relacionados con este tema. 

REPORTERO: Senador, buenas tardes. En el mismo tenor de la premura que tienen para aprobar esta reforma laboral de cara a la firma del Tratado comercial, preguntarle si ¿lo que viene de la Cámara de Diputados responde a la disparidad salarial que existe entre los dos países?, que es uno de los temas que era condicionante para la firma del Tratado. 

Y, en otro tema, preguntarle si corresponde, o es acorde a la austeridad republicana de este nuevo gobierno, si algunas expresiones, algunos hechos que se dan, por ejemplo, con el senador de Movimiento Ciudadano, que se va a acatar, y por ahí en una publicación, particularmente Reforma, dice que fue turismo legislativo, ¿si esto va acorde a una austeridad republicana? Gracias. 

SENADOR MARTÍ BATRES: Lo primero era, ¿sobre?

REPORTERO: La disparidad salarial. 

SENADOR MARTÍ BATRES: Bueno, la disparidad salarial entre México y Estados Unidos es muy grande y tiene razones históricas muy profundas. 

Estados unidos, pues es el centro del capitalismo más desarrollado del mundo y México ha sido un país que ha transitado de la periferia capitalista hacia un proceso de desarrollo medio. 

Entonces, sus ritmos de desarrollo han sido muy desiguales y no obstante por la cercanía geográfica establecimos un conjunto de relaciones económicas y comerciales mucho más integradas a partir del Tratado de Libre Comercio, aunque siempre hemos tenido una fuerte dependencia económica de Estados Unidos. 

Un dato importante es que, a pesar, como yo decía al principio, de la integración económica del Tratado de Libre Comercio, el salario no se movió significativamente hacia adelante. 

Es decir, aún y cuando mejoraron significativamente las exportaciones, no obstante, ello, el salario no se fue homologando al de Estados Unidos. Creo que es importante ir caminando hacia allá, tampoco va a ser un proceso mecánico. 

Hay, en general, una relación de cinco a uno del salario en Estados Unidos y el salario en México y hay algunos sectores, especialmente en algunas áreas de la industria manufacturera, una relación de nueve a uno entre el salario en Estados Unidos y el salario en México, por lo tanto, tenemos que ir caminando, avanzando hacia allá. 

Aún antes de la reforma laboral que se acaba de aprobar en la Cámara de Diputados, ya se empezaron a tomar medidas específicas. 

Una medida muy importante es el aumento al salario mínimo, que se acordó ya en esta administración, es el aumento al salario mínimo más alto que ha habido en 36 años. 

Aun así, con ese aumento no se recupera toda la brecha salarial que hay que ir zanjando y tendrá que haber nuevos aumentos progresivamente, gradualmente. Es importante que eso se vaya pactando también con los empresarios. 

Luego, en la frontera norte, se acordó un aumento salarial del 100 por ciento al salario mínimo, como un incentivo al desarrollo en esta franja. También es otra medida importante para ello. 

En relación con sus propios trabajadores, el Gobierno de la República acordó aumentos salariales que fueran arriba de la inflación uno, dos, tres puntos porcentuales. Esa es otra medida salarial importante. Entonces, se han tomado varias medidas que van caminando en ese sentido. 

Hay una iniciativa que se presentó aquí, por parte de una senadora, para que el aumento al salario mínimo nunca esté por debajo de la inflación, a fin de que sea un aumento efectivo que siempre vaya ganando terreno. Eso se tendrá que ir reflejando a lo largo de los próximos años.

En efecto, tenemos que caminar en sentido inverso a lo que sucedió de 1980 hacia acá, el salario mínimo perdió más del 70 por ciento de su poder adquisitivo, ahora tenemos que recuperar el poder adquisitivo del salario mínimo y el salario profesional.

REPORTERO: ¿Y esta reforma? 

SENADOR MARTÍ BATRES: ¿Va a ayudar?, claro que sí, mejores condiciones de negociación colectiva implican mejores condiciones salarial. 

Y siempre tiene que ser, desde nuestro punto de vista, en un clima de armonía entre los dos factores de la producción, es importante, también para mejorar el salario es importante que a las empresas les vaya bien. 

Pero es un círculo virtuoso, mayor salario implica mayor capacidad de compra y entonces, por lo tanto, mayor mercado interno, más mercado interno, un mercado interno más fuerte. 

Si lo acompañamos, como también lo trae la reforma, del impulso a la productividad, nos va a permitir aumentos salariales consistentes. También la productividad es importante para que los aumentos salariales sean consistentes en el tiempo. 

REPORTERO: ¿Y sobre lo del turismo legislativo?

SENADOR MARTÍ BATRES: No quisiera yo personalizar en ningún caso, respeto a todos los compañeros senadores y senadoras.

Lo único que diría es que hay que separar, es decir, los viajes para eventos parlamentarios deben tener su propia fisonomía y por separado deben ser los viajes que son recreativos.

REPORTERA: Muchas gracias.

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias a ustedes. Que tengan bonito fin de semana y bonita semana santa.