Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica de la conferencia de prensa del senador Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, acompañado de la doctora Soledad Aragón Martínez, secretaria del Trabajo del Gobierno de la Ciudad de México

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias, amigas y amigos de los medios de comunicación.

 

Nos buscó la secretaria del Trabajo del Gobierno de la Ciudad de México, la doctora Soledad Aragón. Ella está al frente de la Secretaría del Trabajo a partir del 5 de diciembre del 2018; y está desarrollando diversas líneas de acción desde el Gobierno de la Ciudad.

 

Una de esas líneas de acción tiene que ver con el trabajo en el hogar. Con los derechos de las y los trabajadores del hogar. Por lo tanto, eso la ha motivado a venir al Senado de la República, y nos pidió que pudiera ser recibida para hacer un planteamiento que tiene que ver con las funciones del Senado, en virtud de que aquí se aprueban los tratados internacionales. Además de que se avecina una agenda laboral importante.

 

En virtud de ello, quiero darle la palabra para que exponga los motivos de su visita y la propuesta que nos trae. Y después comentaremos sobre ella.

 

Adelante, doctora Soledad Aragón.

 

DOCTORA SOLEDAD ARAGÓN MARTÍNEZ: Muchas gracias, senador, por recibirme. Por recibirnos también a parte de mí equipo en la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México.

 

El motivo de esta visita, es para hacer un llamado muy respetuoso, pero enfático, para invitar a que esta Honorable Cámara de Senadores, a través de usted, de su presidente, senador Martí Batres, ratifique el Convenio 189 de normalización internacional del trabajo.

Este Convenio que trata sobre los derechos laborales de las y los trabajadores domésticos.

 

Como ustedes sabrán, este sector de personas que se dedican al trabajo del hogar remunerado, es un sector que históricamente ha sido excluido.

 

Recientemente, en diciembre del año pasado, a partir de una demanda de una trabajadora, que fue despedida después de haber laborado más de 40 años en un hogar, la Suprema Corte emitió una resolución en la que declara inconstitucional la no obligatoriedad del registro al Seguro Social por parte de los empleadores, por parte de las personas que contratan trabajadoras del hogar.

 

Entonces, aprovechando esta coyuntura y esta emisión de la Suprema Corte, es que nos motivamos a invitar al Senado a que ratifique este Convenio.

 

Actualmente en México, más de 2 millones de personas se dedican al trabajo del hogar remunerado; 2 millones 300 mil aproximadamente. Pero de estas personas, más del 90 por ciento no están registradas en el Seguro Social.

 

¿Y esto qué implica? Que no tengan todos los beneficios de la seguridad social, como son: acceso a créditos de vivienda que otorga el Infonavit; evidentemente acceso a la salud, a servicios de guardería y a otra serie de prestaciones que se emanan de la seguridad social. Sobre todo, el tema de la jubilación y la pensión.

 

Al ratificar este Convenio, se estaría obligando entonces al país, al Gobierno mexicano a que cumpla con todos estos beneficios y con todos los derechos laborales que sí tiene cualquier trabajador formal en México.

 

Por eso es que hacemos este llamado amistoso, pero enfático, a que el Senado ratifique este Convenio.

 

En la Ciudad de México existen aproximadamente 435 mil trabajadores o personas que se dedican al trabajo del hogar remunerado. Esto es casi el 20 por ciento de la totalidad de los trabajadores. La Jefa de Gobierno, la doctora Claudia Sheinbaum, ha mencionado en diversas ocasiones que la Ciudad de México se debe distinguir por ser una ciudad de derechos.

 

Desde la Secretaría del Trabajo, nosotros estamos fomentando y estamos haciendo mucha labor precisamente para que esta ciudad sea una ciudad de derechos. De derechos laborales.

 

Y por eso es que hacemos el llamado a este Honorable Senado, para que nos apoye en la ratificación de este Convenio, y para que con esto saldemos en parte, la deuda histórica que México tiene con este sector de trabajadores. Que la mayoría de ellos son mujeres.

 

Y además, habría que mencionar que se suman vulnerabilidades, porque la mayoría son mujeres, son indígenas, son migrantes y son jóvenes. Y muchas de ellas también son menores de edad, son niñas. Entonces, ahí se suman vulnerabilidades que hacen que históricamente este sector esté olvidado y excluido socialmente.

 

Esperemos que con este gobierno y con esta legislatura, efectivamente se haga labor y se haga un trabajo para que estas mujeres y hombres –que se dedican al trabajo del hogar remunerado– dejen de ser invisibles y por fin se hagan valer los derechos laborales que se merecen.

 

Nosotros, desde la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo, actualmente estamos trabajando en brindarles derechos laborales que actualmente no están en la ley –pero que nosotros se los vamos a brindar de manera gratuita– como es la capacitación. Los vamos a certificar por parte de CONOCER, para que mejoren sus competencias. Y se les van a dar una serie de beneficios que ellas mismas nos van a manifestar.

 

Ese es el motivo de nuestra visita y esperamos, de verdad, tener un apoyo por parte de usted y de todo el Honorable Senado.

 

Muchas gracias.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias a la doctora Soledad Aragón.

 

Quiero agradecer su visita y la visita de todo el equipo de trabajo de la doctora, de la Secretaría del Trabajo; son bienvenidas y bienvenidos.

 

Este es un tema de carácter nacional. En realidad, las decisiones que toma el Senado beneficiarán al conjunto de la República. Pero fue interesante que un gobierno local tuviera este interés, en que se aborde el tema del trabajo en el hogar o el trabajo doméstico.

 

Es un tema que se ha mencionado en el Senado. Es decir, aquí ha habido ya varias intervenciones e iniciativas de senadoras y senadores, de distintas fuerzas políticas. Es un tema que está en las agendas, que han mencionado distintos grupos parlamentarios.

 

De hecho, hemos hablado en algún momento de la ratificación de varios convenios en materia de trabajo, que están pendientes. Y hemos comenzado por uno. Apenas empezaba la Legislatura, ratificamos el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, en materia de libre sindicalización y negociación colectiva.

 

Esta fue una decisión muy rápida, desde el punto de vista del momento en que se planteó ante el Pleno, y finalmente se ratificó. Pero lo cierto es que este Convenio tenía ya tres años aquí, esperando en la congeladora del Senado. Lo sacamos de la congeladora y lo aprobamos.

 

Se aprobó con el voto de todas las fuerzas que se encontraban presentes ese día, y fue un buen paso, una buena decisión. A algunos les sorprendió que pudiera tomarse una decisión rápidamente. Pero por otro lado, también hay que señalar que cuando se empezó la firma de este Convenio a nivel internacional, fue hace 65 años.

 

Entonces, sí fue una rapidez en términos de los momentos en que íbamos llegando, pero desde el punto de vista histórico, ese Convenio debió haberse aprobado desde hace mucho.

 

Hay otros convenios pendientes en materia laboral. Y está también entre ellos el 189. No ha llegado al Senado de la República el Convenio 189, por tanto, no se ha podido abordar de manera formal.

 

Habrá que ver que el nuevo Gobierno de la República lo envíe. Eso implica el diálogo con la Secretaría del Trabajo sobre este tema, para que pueda enviarse este Convenio al Senado para su ratificación.

 

Nosotros estaremos de manera muy receptiva, lo digo con cierta seguridad, porque he escuchado a legisladoras y a legisladores, sobre todo legisladoras, hablar del tema en tribuna e insistir en la necesidad de ratificar el Convenio 189.

 

Por eso yo creo que puede abordarse y aprobarse. Y habría sensibilidad del Senado para ello.

 

Por lo demás, creo que tenemos un contexto interesante, que puede motivar lo que hemos llamado una primavera laboral porque, por un lado, tenemos las reformas a la Constitución que se hicieron hace poco más de un año, en materia de justicia laboral, en materia de democracia sindical y en materia de transparencia de los contratos colectivos.

 

Pero por otro lado, también tenemos prácticamente un capítulo laboral que se agrega al Tratado México-Estados Unidos-Canadá. La discusión de este Tratado está motivando la atención particular de México al tema laboral; al tema del salario, al tema de la contratación colectiva efectiva, que supere los llamados contratos de protección; y a diversos temas relacionados con el mundo laboral.

 

Por eso, hay una coyuntura interesante. Prácticamente es una condición avanzar en estas transformaciones progresivas, laborales, para que se dé la ratificación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá. Por lo tanto, eso nos va a obligar a abordar esta discusión.

 

En ese contexto positivo, favorable, ubico un tercer elemento, que son las decisiones de carácter salarial que está tomando el gobierno de la República. Tres decisiones importantes: aumentar el salario uno, dos o tres puntos por arriba de la inflación a los trabajadores del Estado que ganan menos.

 

También, por otro lado, aumentar el salario mínimo en un récord histórico. Es el mayor aumento al salario mínimo en 36 años.

 

Y también, está el aumento al salario mínimo en un cien por ciento, en la franja fronteriza, en lo que le llaman zona libre o zona franca. En esta parte donde también van a reducirse los impuestos, IVA e Impuesto Sobre la Renta.

 

Todo eso, menciono tres elementos de una coyuntura favorable para tocar los temas laborales.

 

Y finalmente diría: hasta el mundo artístico favorece el tema porque, precisamente, una película mexicana que puede llegar a ganar Óscares –esperamos que así sea– ha colocado en el centro el tema del trabajo en el hogar.

 

El tema del trabajo en el hogar, prácticamente toca tres grandes desigualdades: la de género, la étnica y la de clase. Y se concentran ahí, por desgracia, muchos de los grandes prejuicios clasistas, sexistas y racistas.

 

Entonces, es un tema que toca por lo menos tres categorías de desigualdades. Aquí Soledad ya mencionó otras también: la migración, el tema de la edad, entre otras categorías que profundizan desigualdades.

 

Entonces será, obviamente, un acto de justicia la aprobación –en su momento– del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo en materia de trabajo en el hogar o trabajo doméstico.

 

Ahora bien, por otro lado diría, tenemos una agenda laboral que debe contemplar este tema del trabajo en el hogar; el tema de la justicia laboral; el tema de la transparencia de los contratos colectivos; el tema de la democracia sindical y el del aumento al salario mínimo por encima de la inflación. Entre otros temas laborales que deben ser parte de nuestra agenda en las próximas semanas y en los próximos meses.

 

De hecho, nosotros en la coyuntura de la primavera, debemos de estar aprobando ya diversas reformas laborales progresistas. Tienen que ver, insisto, con la coyuntura del Tratado México-Estados Unidos-Canadá, entre otras.

 

Preguntaría si no hay cuestionamientos sobre este tema. ¿El tema laboral, el del trabajo en el hogar?

 

Y en segundo lugar, permítanme nada más que me hagan la entrega formal y ya les contesto las demás preguntas. Por favor.

 

DOCTORA SOLEDAD ARAGÓN MARTÍNEZ: Hacemos entrega del exhorto al Senado para la ratificación del Convenio 189, por parte de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias.

 

DOCTORA SOLEDAD ARAGÓN MARTÍNEZ: Gracias por recibirnos.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Si no tienen ninguna pregunta, ya me quedo yo con ustedes. Muchísimas gracias.

 

REPORTERO: La oposición aquí, en el Senado, a pesar de la rehabilitación de un periodo extraordinario para aprobar la Guardia Nacional, a pesar de… quería preguntarle la posibilidad de que de aquí a mañana haya algún cambio… preocupable y la postura de la oposición estaría favor de ello o ya estaría muerto.

 

Y también sobre estos foros que están pidiendo en la Cámara de Diputados. ¿Estaría de acuerdo en la realización de esos foros aquí, en la Cámara de Senadores?

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Yo creo que no hay que descartar ningún escenario y, por lo tanto, no debe descartarse la posibilidad de un extraordinario.


Me parece que el hecho de que se insista en que haya un periodo extraordinario tiene que ver con la importancia del tema y con la urgencia de la sociedad mexicana de contar con instrumentos eficaces para la seguridad pública, para la seguridad ciudadana.

 

Entonces seguramente el día de mañana, en la Permanente, se va a presentar la propuesta del extraordinario. Quienes la promueven tienen derecho a promoverla, tienen derecho a plantearla.

 

No es un tema del que se esté hablando súbitamente. Ya desde finales del periodo ordinario se hablaba de la posibilidad de abordar en el propio periodo ordinario el tema de la Guardia Nacional, o si no, de convocar a un extraordinario para abordar ese tema.

 

Aquí mismo, en el Senado, las diversas resoluciones que se dieron bordaban la idea de que, de no tener un dictamen o dictámenes sobre reformas constitucionales de la Cámara de Diputados, se analizaría la posibilidad de un periodo extraordinario.

 

Creo que no hay que cerrar esta posibilidad. Hay que estar abiertos –todos los Grupos Parlamentarios– al diálogo, al entendimiento y al acuerdo. No habría que descartarlo.


Por lo demás, en relación con las consultas, todas las consultas que se hagan con la sociedad son importantes. La Cámara de Diputados hizo un conjunto de consultas; los senadores participaron en estos procesos. Ahí estuvieron coordinadores de varios grupos parlamentarios y senadores de varios grupos parlamentarios, que formaron parte de la discusión: interviniendo y cuestionando a las personalidades y a los titulares de diversos entes públicos presentes.


Escucharon opiniones de los gobernadores, presidentes municipales, organizaciones de la sociedad civil, etcétera. Pero siempre, todo lo que sea consultar es bueno. Todo lo que sea escuchar, es bueno.

 

A favor de las consultas en general. Pueden tener formatos muy diversos, foros, encuentros directos o la entrega de documentos, de materiales, información, posicionamientos, en fin. Hay diversas formas de obtener información, diversas formas de consultar a la sociedad.


Creo que también eso es muy importante. Desde mi punto de vista creo que hay que estar abierto a cualquier forma de consulta, para tener toda la variedad de opiniones posibles al respecto.

 

REPORTERO: Senador, nada más para precisar. Se habla de las posibilidades del periodo extraordinario, no hay que descartarlo, pero todo indica que están muy enfrentados los tiempos y se tendría que construir el dictamen en la comisión y por lo que acabamos de ver en la reunión que acaba de tener lugar, parece difícil construir ese dictamen, construir un consenso de una mayoría…

 

¿No sería, en todo caso, mejor, más sano, esperar a que inicie el periodo ordinario…?

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Hay avances que no podemos nosotros desconocer.

 

Por ejemplo. Los foros que se realizaron ahora en la Cámara de Diputados fueron, de hecho, foros bicamerales, por un lado. Por otra parte, también ha habido una discusión intensa en la opinión pública. Muchos medios de comunicación, articulistas, líderes de opinión, han estado expresando sus puntos de vista; y también muchos legisladores han manifestado sus puntos de vista ante los medios.

 

Y, por otro lado, el hecho de que la Cámara de Diputados haya tomado parte en esta discusión, es un avance. De hecho, tenemos, por un lado, una iniciativa que se presentó desde noviembre; luego esa iniciativa se transformó en un dictamen y luego ese dictamen se transformó, a su vez, en una minuta. Y cada uno de esos pasos ha tenido cambios. Se han incorporado diversos puntos de vista.

 

Entonces, también hay avances. No se empieza una discusión desde cero. Aquí mismo han habido posicionamientos sobre los temas relacionados con este punto.

 

Entonces, mañana seguramente en la Permanente se presentará la propuesta y las comisiones en el Senado, pues ya empezaron a trabajar.

 

Como ustedes saben, hubo una primera reunión ahora y seguramente habrá más reuniones en lo sucesivo.

 

Nosotros respetaremos la decisión que tome el Congreso y que tome el Senado. Vamos a estar atentos a todas las opiniones aquí expresadas.

 

El Senado es un espacio de pluralidad, y entre estas opiniones está la idea de hacer el extraordinario y no hay que descartarlo.

 

Eso sería todo, muchas gracias. Bonito día.

 https://www.youtube.com/watch?v=2_yEW36WNE8

Senado de la República
Senado de la República

Tus propuestas son muy valiosas para nosotros

Queremos escucharte y entender tus necesidades. Envíanos tus propuestas para que juntos trabajemos en ellas.
Enviar propuesta