Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica de la conferencia de prensa del senador José Narro Céspedes, del Grupo Parlamentario de Morena, con miembros de organizaciones a favor de la despenalización para el uso de la cannabis

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: Muy buenas tardes a todas y a todos los asistentes a esta conferencia de prensa.

 

Queremos presentarnos aquí con ustedes, con los compañeros de la Asociación Mariguana Liberación, que nos acompañan, que es un grupo que ha luchado durante muchos años por la legalización del tema de la cannabis.

 

Inicialmente porque la cannabis, que es una planta que tiene una variedad de plantas que se utilizan, se utilizaban algunas para producir el cáñamo, para producir el papel, para producir la ropa; después estas plantas, genéricamente fueron canceladas, porque competían con algunos monopolios que controlaban, sobre todo, la producción de papel en los Estados Unidos, que fueron las que incluyeron en forma inicial en este tema.

 

Entonces, vamos a pedirle a Alfonso García, que es de los dirigentes de esta agrupación, que nos haga un comentario importante sobre el tema. Que es un tema que está ahora en la mesa del debate en el Senado de la República, porque esta iniciativa la presentó nuestra compañera senadora Olga Sánchez.

 

Y, bueno, queremos complementar, sobre todo, cómo este tipo de actividades deben de fortalecer la actividad del campo, la actividad de los productores rurales y el tema de la ecología, del medio ambiente y el punto también de la cuestión del cuidado del agua.

 

Entonces, vamos a pedirle al compañero Alfonso, que haga uso de la palabra.

 

Adelante, Alfonso.

 

ALFONSO GARCÍA: Muchas gracias, senador José Narro Céspedes.

 

Somos la Federación de Organizaciones Civiles Mariguana Liberación. Nos acompañan cuatro asociaciones civiles diferentes: Verónica Grayson; Jessica Velázquez Sánchez; Verónica Dafne Velázquez y Marilyn Scarlet Aparicio.

 

Vamos a hacer la presentación rápidamente, pero sí colectivamente, del documento que se llama “Aportaciones de consumidores de cannabis, de la Federación Mariguana Liberación a la iniciativa de la senadora de Morena, Olga Sánchez Cordero.

México, noviembre 2018”:

 

Pedimos apoyar a campesinos y a indígenas, con por lo menos 50 mil millones de pesos anuales, por concepto de producción legal de cannabis para todos los usos y, de amapola para usos científicos y médicos. Sin contar exportaciones.

 

No nos oponemos al autocultivo de los cannabis, pero no debe ser la única forma de producirles ni tampoco la principal.

 

INTERVENCIÓN: Existen en el campo, los bosques y las selvas de México, más de 4 millones de personas con hambre; miles de tarahumaras se han suicidado por no soportar el hambre; y de nuestros ricos campos y bosques salen millones de inmigrantes para trabajar en empresas de alimentos de Estados Unidos de América.

 

Y, actualmente, México importa más de 45 mil millones de dólares anuales en alimentos, producidos en empresas de Estados Unidos, que usan a nuestra mano de obra semiesclava y que reciben un subsidio de parte de su gobierno, por el 50 por ciento.

 

INTERVENCIÓN: Buenas tardes.

 

Por otra parte, el Banco de México, que tiene en sus funciones garantizar que la población de México tenga poder adquisitivo para sus alimentos; usa las reservas nacionales para adquirir dólares en mayoreo que permiten abaratar la importación de estos alimentos, en lugar de dar soporte y abaratar la producción nacional o generar empleos en el campo.

 

Proponemos recursos para la Secretaría de Agricultura y Ganadería, SAGARPA, por 70 mil millones de pesos anuales, y un presupuesto al campo mexicano de 400 mil millones.

 

De nuestros productores rurales, sean los principales beneficiarios de las amnistías; debemos sacar de la cárcel a todo productor de estupefacientes; también a las esposas de narcotraficantes que dejaron embarradas a sus parientes mujeres.

 

Debemos perdonar a las mujeres acusadas de narcomenudeo y brindar amnistía a todos los presos de posesión por menos de un kilo de mariguana.

 

Y, volviendo al campo, a campesinos y a indígenas de las zonas rurales y de bosques y selvas, se les deben perdonar y condonar todas sus deudas.

 

INTERVENCIÓN: Proponemos que las reformas sobre cannabis, cumpla la Convención Única de 1961 sobre estupefacientes de la ONU, en donde los países miembros que decidan dejar de aplicar la prohibición a los cannabis, se comprometan a cumplir determinadas reglas, como las relativas al capítulo de reservas y al artículo 2, numeral nueve, de las cuales queremos destacar:

 

INTERVENCIÓN: 1. Los estupefacientes deberán ser producidos sólo por campesinos, en sociedad con sus gobiernos.

 

Vuelvo a repetir este ordenamiento de la Convención Única de Estupefacientes de 1961 de la ONU: “Los estupefacientes deberán ser producidos sólo por campesinos, en sociedad con sus gobiernos”.

 

  1. Se deben garantizar medidas para prevenir epidemias de consumo adictivo.

 

  1. El país que decida permitir uso de cannabis, deberá notificarlo a la Junta Internacional de Fiscalización a Estupefacientes y al Consejo de la ONU correspondiente.

 

Se deben contar con todas las estadísticas del uso de los cannabis, desde dónde, cómo y cuánto se produjeron, de cómo se distribuyeron y quiénes lo consumieron, señalando sus efectos.

 

Ahora bien, aparte de que el artículo 133 de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos nos obliga a cumplir a todos los tratados internacionales que prohíben a los cannabis, que sí son vinculantes, basados a su vez en la Convención Única de 1961, resulta que el artículo 235, fracción II, de la Ley General de Salud hace obligatorio en México la aplicación de dicha convención; mientras que el artículo 238 de la Ley General de Salud, hace obligatorias a las estadísticas de uso de los estupefacientes prohibidos, en cumplimiento a dicha convención.

 

INTERVENCIÓN: En respuesta al sector conservador, decimos que no nos interesa escandalizar a la sociedad mexicana ni transgredirla.

 

No queremos fumadores pasivos del penetrante humo del cannabis, y por eso proponemos en espacios abiertos, zonas libres del humo de cannabis.

 

Proponemos capítulo sobre medicina homeopática, sobre prevención de adicciones y una atención especial para los jóvenes entre 18 y 21 años que fuman mariguana, pues su corteza cerebral prefrontal no se encuentra completamente desarrollada.

 

Proponemos que el proyecto se llame “Ley para la regulación y el aprovechamiento de los cannabis”, y proponemos que los usos culturales de la mariguana sean aceptados.

 

INTERVENCIÓN: Otro beneficio de la despenalización debe ser generar en México una plena conciencia del ciclo del agua, e implementar una eficaz política de educación ambiental.

 

Nuestra cultura cannabica ha hecho prioritaria la educación ambiental y el activismo para salvar el agua y en contra del calentamiento global.

 

En nuestros eventos de diversidad cultural y en nuestras publicaciones de gaceta y cultura cannabicas, los talleres ecológicos son obligatorios.

 

Debemos combinar a la fibra del cannabis con reciclamientos de madera, papel y plástico para producir muebles de aglomerados, materiales de construcción y papel, con la intención de erradicar el uso de madera de los árboles, y se rescate así a los ríos, a los bosques y a las selvas, que son las zonas de filtración de agua de lluvia que alimentan a mantos acuíferos y manantiales; y salvar así ríos, lagos y también recuperar el potencial hidroeléctrico nacional, como el desarrollo en nuestro planeta, educación ambiental, cáñamo, conciencia del ciclo del agua y la energía, donde hablamos también de producir bioplásticos e hilos para telas, dejando así de usar al petróleo. Estamos obligados a reciclar las varas de cannabis.

 

Ahora bien, alternar franjas de cultivo de cannabis, básicamente ruderalis en zonas planas con diversos alimentos; cortar el ciclo de plagas y generar zonas de barbecho de filtración somera.

 

Mariguana Liberación, frente de artistas y organizaciones, está conformado de la Mesa Directiva, Alfonso, de Jesús García Pérez, Jesica Glae Velázquez Sánchez, Juan Pablo García Vallejo, Licerira Morales Servín, María del Consuelo Monrroy Dávila, Verónica Yepes Aguirre y el Ghetto.

 

Este es su Consejo Directivo: Gilberto Mojica, Leonardo García Herrera, Impera Lyon de Lata, Marilyn Escarrés Aparicio, Elia Berenice Prado Romero, Jairo Cortés de Gringolandia, Verónica Dafne Velázquez, Denisse García León, Rodrigo Lara.

 

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: Esta propuesta, como ustedes la observan, es una propuesta mucho más amplia, si no, al rato, así como el petróleo, vamos a andar importando, en vez de exportando este tipo de productos del campo, que tienen un nivel de consumo también a nivel nacional.

Necesitamos que esto se regule, sujetarnos a los criterios internacionales, pero también impulsar, liberar, liberalizar un poco estos candados de la cuestión productiva, que lamentablemente se ha convertido en prohibitivo en México, por mandato fundamentalmente de intereses de los Estados Unidos.

 

Entonces, pensamos que ellos son los que controlan buena parte de la producción y buena parte del mercado. Nosotros planteamos que la ley habría que abrirla, como se plantea.

 

También como parte de un manejo ecológico, como incorporando a los campesinos a la cuestión productiva y también que los campesinos puedan ser retribuidos por esta actividad.

 

Que también este tipo de producción se maneje en un marco de conservación ecológica, de darle un desarrollo de sustentabilidad al campo, de cosecha del agua y de mantenimiento del agua y usar, porque hay una especie de cannabis que se utiliza fundamentalmente para la producción de cáñamo y para la producción de ropa y de papel.

 

Entonces, cuando se prohibió la cannabis, se prohibieron todas las variedades de la cannabis y, entonces, algunas plantas quedaron prohibidas, su reproducción, a pesar de que están orientadas para otro tipo de actividad, como es la actividad industrial, que son muy importantes.

 

Y que esta prohibición se derivó fundamentalmente de las grandes empresas a mediados del siglo pasado, que estaban vinculadas con la producción de tela y de ropa y con la producción de papel.

 

Entonces, creemos que es una actividad que hay que descorchetar, que hay que liberalizar y manteniéndola fundamentalmente bajo el control de los criterios internacionales que se han establecido en el mundo.

 

Es cuanto. No sé si quieran hacer una pregunta.

 

REPORTERO: Qué tal, cómo está senador, muy buenas tardes.

La pregunta va con relación a lo que mencionaba, a los que tenemos un poquito de conciencia en la parte de la materia, Luis Astorga mencionaba en su libro de la cannabis, que, justamente, en 1920, 30, se prohibió esta cuestión por lo que mencionaban por la parte de la ropa, los textiles.

 

Pero ¿por qué no buscar la parte de no únicamente que sea la cannabis, siendo que vienen en iniciativa, que sea la amapola, que se cultiva en Guerrero u otro tipo de estupefacientes, que se les llama así?

 

¿Por qué no buscar incluirlos también dentro de esta regulación?

 

Y la otra cuestión que mencionaba, creo que la señorita que está al lado de usted, en cuanto al consumo a las tiendas. ¿Por qué no adoptar un modelo híbrido, como se hace en Holanda o como se hace en alguna otra parte, en Bélgica, en cuanto a la cuestión de la regulación por parte de Estados Unidos, sea una regulación rígida?

 

Gracias.

 

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: Bueno, comentarles que nosotros estamos de acuerdo con el Parlamento Abierto, que esto es parte de escuchar a los sectores, a la gente que ha participado durante muchos años en la lucha por liberalizar esta actividad y hoy estamos aquí, precisamente, abriendo los espacios del Senado a todos los sectores de la sociedad que quieran plantear sus propuestas aquí, en el Senado.

 

Creo que esta propuesta que se hace es una propuesta que fortalece el planteamiento inicial que hacía la propia senadora Olga Sánchez, y en la que en lo fundamental estamos de acuerdo.

 

Adelante Alfonso.

 

ALFONSO GARCÍA: Gracias.

 

Comentar que nuestra propuesta quiere beneficiar al sector campesino, primordialmente, con la derrama, y cumplir la Convención Única de Estupefacientes, de 1961, que establece que los campesinos, en sociedad con los gobiernos, deben de producirla.

 

Y, por lo tanto, este binomio es el que tiene que concesionar a su vez a los distribuidores. O sea, el mecanismo totalmente diferente a una liberación comercial, que permite monopolios, etcétera.

 

Es el gobierno, en sociedad con los campesinos, que concesiona y pues a partir de ese mecanismo, ya vendrán los mecanismos de distribución y comercialización, o adquisición de los estupefacientes.

 

Ya le hicimos la propuesta al senador Narro para, con un protocolo se pueda utilizar la amapola para usos científicos, sin necesidad de reformas, y medicinales, sin necesidad de reformas.

 

Es el artículo 238 de la Ley General de Salud, el que daría fundamento a esta propuesta, porque también es para beneficio de los campesinos.

 

REPORTERA: Buenas tardes, senador.

 

Preguntarle su opinión. Ya ayer la COFEPRIS liberó 38 productos que contienen cannabis; ¿este ya sería un primer paso o ustedes exigirían pues que se abra a más productos?

 

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: Bueno, la propuesta que nosotros hacemos es mucho más amplia y también sacar únicamente de las élites económicas la posibilidad de tener este consumo, o sea, que al mismo tiempo esto se encarece.

 

Si se establece una mecánica que tiene que ver con la producción, en donde el gobierno tiene que participar, controlar, concesionar, y de alguna forma, pero donde también participen los campesinos y éstos se beneficien, y también esto busque beneficiar al campo, a los productos rurales, y también desarrollar una propuesta que tenga un nivel de sustentabilidad, creo que es una propuesta correcta en lo fundamental.

 

Y no mantener una política tan restrictiva, nada más autorizo estos diez productos, estos cinco productos. Creo que se trata de abrir más el espacio, la banda de liberación a este tipo de productos. Creo que la propuesta es muy buena en lo general.

 

También se plantea, actualmente México gasta 28 mil millones de pesos en importaciones y lo que está planteando es que mantengamos un presupuesto, por lo menos, de 76 mil millones de pesos para el campo mexicano.

 

Actualmente este año el presupuesto para la SAGARPA es de 72 mil, y le incrementamos el cinco por ciento de la inflación para mantener el presupuesto del año que entra igual al de este año, necesitaríamos un presupuesto de 76 mil millones de pesos.

 

Los 400 mil millones de pesos que se plantean como propuesta total para el campo, tienen que ver con el programa especial concurrente.

 

Un monto total que de forma transversal tenga que ver con las diferentes secretarías para el campo, son este planteamiento de sostener un presupuesto de 400 mil millones de pesos.

 

El campo, desde hace cuatro años a la fecha, empieza a ser generador de divisas.

 

Actualmente en México tenemos que, por ingreso, el campo tiene un superávit, y el campo es el sector que más divisas trae al país. El campo permite atraer divisas por cerca de 33 mil, va a ser este año, la cifra de este año, se calcula que las divisas van a ser de cerca de 33 mil millones de dólares, mientras la actividad petrolera va a tener 23 mil millones de dólares, mientras las remesas van a tener cerca de 26 mil, y el turismo 21 mil millones.

 

Si se permite, si se dan condiciones para liberar este tipo de productos, seguramente los ingresos para el campo y los ingresos para el país van a ser mucho, mucho mayores, claro, con las debidas regulaciones y controles que se establezcan para este tipo de productos.

 

Entonces, nosotros, creo que por eso se plantea que no disminuya el presupuesto para el campo, sino que el presupuesto para el campo debe de mantenerse y debe de fortalecerse, porque es el principal ingreso en divisas del país y, actualmente, se ha convertido en una de las principales o la principal actividad económica, por encima de la producción de automóviles y de manufacturas en México; que significan ingresos a México por cerca de 28 mil millones de dólares, mientras el campo ya este año va a empezar a permitir entradas en divisas de 33 mil millones de dólares.

 

Entonces, esto es muy importante, fortalecer al campo, abrir y liberar la producción productiva e incorporar este tipo de actividades también, para la producción de ropa, de papel, lo que tiene que ver con la cannabis, las diferentes variedades que hay de este tipo de plantas.

 

Liberarlas, y lo que tiene que ver con la producción de estupefacientes, estamos planteando que también había que liberarlas bajo ciertos mecanismos de control, que la propia Convención Internacional para este tema establece.

 

Queremos agradecer la presencia de ustedes y la participación de los compañeros en este importante planteamiento que se hace aquí en la Cámara de Senadores.

 

REPORTERO: Le pregunto a usted, senador, ¿considera que el reglamento del uso de la cannabis inhiba la delincuencia organizada que se dedica precisamente al tráfico de cannabis?

 

Y, ¿cómo se le llamará ahora a los traficantes, empresarios de la cannabis con permiso del Estado mexicano?

 

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: No. Lo que se plantea es, miren, las actividades principales del narcotráfico actualmente están produciendo, sobre todo, productos sintéticos mucho más baratos que estos y son mucho más tóxicos y mucho más perjudiciales.

 

Como son el cristal, como son este tipo de opiáceos sintéticos, como es la piedra, que está matando a la población. Entonces, lo que está planteando es que liberemos los productos que se generan a nivel orgánico, pero que aparte no generan graves trastornos; regular el consumo y regular el tema de la producción.

 

No se está planteando que liberemos el narcotráfico, o sea, se está planteando que precisamente ataquemos aquellos productos que están provocando un gran daño en el país.

 

En Estados Unidos, por este problema de estos productos sintéticos de los opiáceos, este año pasado hubo más de 60 mil muertos, que son cifras que no se dan a conocer en Estados Unidos; y son productos que con una pequeña cantidad, son cantidades mortales para su uso.

 

Lo que estamos planteando es esta actividad, liberarla y, sobre todo, liberarla del tabú, en el marco del tema que tiene que ver con la producción de papel y la producción de ropa, y también en el tema de la cuestión medicinal y de investigación, liberar otra franja de productos.

 

Y, en el caso de la cannabis, también liberarla, no nada más para que cada quién pueda producirla nada más en su casa, casi en forma clandestina; sino para que se establezcan medidas también para que los campesinos asociados con el gobierno y concesionados por el gobierno, puedan generar una producción que se consume en el país, y bajar los costos de este tipo de estupefacientes, que permitan que la gente que la consume con ciertos mecanismos de regulación, puedan hacer uso.

 

Estamos cayendo en la práctica del alcohol que se cayó en Estados Unidos, que la cuestión prohibitiva en vez de prohibirlo o de evitarlo, incrementó hasta su consumo.

 

REPORTERO: ¿Seguirá habiendo traficantes de cannabis?

 

ALFONSO  GARCÍA: A ver, la propuesta que estamos haciendo es que los campesinos, en sociedad con el Estado, produzcan y haya una concesión para su distribución, bajo el control del Estado y de los mismos campesinos.

 

Desaparecen los narcotraficantes, se convierten en distribuidores de los campesinos y del Estado, perfectamente regulados.

 

REPORTERO: ¿Empresarios, prácticamente?

 

ALFONSO GARCÍA: Pueden ser empresarios, pueden ser cooperativas, pueden ser grupos de consumidores directamente vinculados. Y desaparece el narcotráfico.

 

INTERVENCIÓN: De la cannabis.

 

ALFONSO GARCÍA: Sí, por parte del cannabis desaparece el narcotráfico.

 

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: Queremos agradecerles.

 

Se acaban los coyotes, compañeros.

 

Muchas gracias.

Senado de la República
Senado de la República

Tus propuestas son muy valiosas para nosotros

Queremos escucharte y entender tus necesidades. Envíanos tus propuestas para que juntos trabajemos en ellas.
Enviar propuesta