Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica de la intervención del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, durante la discusión sobre la Ley de Extinción de Dominio, en la sesión de hoy

SENADOR RICARDO MONREAL: Ciudadano Presidente, ciudadanos legisladores.

Ha sido una sesión larga, los especialistas en materia de salud sostienen que después de 10 horas de trabajo continuo la lucidez no está completa y la irracionalidad acompaña al ejercicio que se practique por más de 10 horas.

 

Sin embargo, es nuestro trabajo e intentaremos hacer las cosas lo mejor posible.

 

Voy a resumir, no quise intervenir en las otras tres reservas que me parecieron interesantes: la relativa a la prescripción o imprescriptibilidad; la relativa a la extorsión, que se aceptó y la primera que presentó el Grupo Parlamentario del PAN.

Miren, lo que estamos aprobando es muy importante, es trascendente para la vida pública del país. No es una reforma más, porque estamos modificando dos artículos de la Constitución General de la República, el 22 y el 73.

 

Y el 73 habla sobre las facultades del Congreso, que, por cierto, la elaboración de un Código Procesal Civil y Familiar único ya es una disposición constitucional.

 

Yo lo recuerdo muy bien, hace dos años y fracción se discutió en el Congreso y se modificó el artículo 73 en su párrafo primero de la fracción 30 y establece con toda claridad la obligación del Congreso para expedir la legislación única en materia de proceso civil y familiar.

 

Es decir, ya no hay temor, ya está en la Constitución prevista esa obligación, que, por cierto, el Estado Mexicano, el Gobierno y el Congreso no han enviado o elaborado iniciativa alguna sobre esta materia.

 

Y digo que es, por eso me detengo y por eso quise en una sola intervención abarcar las cuatro materias o las cuatro reservas, porque, derivado de la dificultad que ha enfrentado el sistema de justicia mexicana, para llevar a cabo o a buen término los procedimientos de extinción de dominio, tiene razón el senador Mancera.

Por eso, ahora se intenta, si lo aprobamos, de manera definitiva por la colegisladora y con los congresos locales, se le va a dotar de un instrumento viable y eficaz, porque se van a establecer procedimientos ágiles, jurisdiccionales, autónomos, en materia penal y civil.

 

Y estos procedimientos van a versar sobre los bienes que son instrumento, objeto o productos de actos de corrupción, de actividades ilícitas, en perjuicio del orden público.

 

Esta reforma, que ahora estamos discutiendo en lo particular, surge de la necesidad de atender y evitar los obstáculos a los procedimientos interpuestos, principalmente ahora.

 

No existe un combate inteligente contra el crimen organizado y menos contra la corrupción. Por eso surge esta reforma, por la necesidad de hacer saber a aquellos que actúan ilegalmente y que creen que la acción deriva y termina en la condena de prisión sin afectar los bienes y la columna financiera que se mantiene intocada, aunque es producto del crimen, les permite seguir delinquiendo, comprando jueces, comprando autoridades, corrompiendo carceleros o administradores de centros de rehabilitación social.

 

Es por eso trascendente la reforma.

 

Miren, por eso también quise hablar, referirme a la propuesta de extorsión, que la aceptamos. Es clave, en muchos estados del país, también implementar el mecanismo de extinción de dominio contra aquellos que, de manera cotidiana, cometen actos de extorsión y que tienen cantidades impresionantes de bienes, muebles e inmuebles.

 

Por eso la aceptamos, la mayoría de esta Cámara, y por eso también aceptamos lo que aquí el senador Mancera ha expresado, que nos parece lógico que en la Constitución se establezca que la ley fijará los mecanismos para que las autoridades administren los bienes sujetos al proceso de extinción de dominio, incluidos, es muy importante, sus productos, sus rendimientos, sus frutos, sus accesorios, para que la autoridad lleve a cabo su disposición, su uso, su usufructo, su enajenación y monetarización, atendiendo al interés público y defina con criterios de oportunidad el destino y, en su caso, la destrucción de los mismos.

 

Si no se previene y si no se establece en la Carta Magna esta disposición, si se traslada sólo a la Reglamentaria o a la Ley Ordinaria, probablemente sean susceptibles las normas secundarias de interposición de juicios de amparo, que con el tiempo van a lograr que quede sin efectos esta Reforma.

 

Por eso es importante, coincido totalmente con la propuesta, y por eso la hemos aceptado.

 

Pero también, qué es importante de destacar en esta Reforma:

 

Que se establece, en el catálogo de delitos, en los que se enmarcan las actividades que más benefician a la delincuencia organizada, y se refiere, de manera concreta, a delitos cometidos por actos de corrupción, hidrocarburos, petroquímicos, petrolíferos, recursos de procedencia ilícita como el lavado de dinero, y la extorsión.

 

Este catálogo se agrega a los delitos que ya existen en el 22 Constitucional, que son delitos graves como: trata de personas, daños contra la salud en sus modalidades distintas, encubrimiento, también se agrega el delito cometido por servidores públicos, y existe el de secuestro.

 

Es muy importante la Reforma, y es muy importante que logremos, que hayamos logrado, en lo general, la unanimidad.

 

Retomo la necesidad de acuerdo porque, miren ustedes, me da pie a referirme a la intervención anterior, que hablaba del cumplimiento del compromiso y de la palabra.

 

El Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, como en la anterior ocasión de la Ley que discutimos, de la Fiscalía General, acudió conmigo hace unos minutos y me dijo: el PAN plantea la incorporación de la extorsión y estas otras dos materias.

 

Y acordé, con ellos, que no van a votar en favor, pero votarán en abstención. Esos son los acuerdos por haber aceptado una de las cuatro propuestas que ellos hacían.

 

Y lo mismo fue con el senador Mancera, que acudió conmigo y le dije: la aceptamos, pero ahora sí ya no voy a aceptar que sean sólo lenguajes encriptados.

 

Votas en favor de la Reforma y aceptamos la adición o la propuesta que has hecho. Y me dijo él: vamos a votar en favor.

 

Porque esos son los acuerdos, nadie debe de rehuirle a los acuerdos, este Senado tiene que caminar con acuerdos.

 

A nosotros no nos preocupa discutir, somos mayoría, pero no nos vamos a cansar de escuchar y de buscar consensos, no nos vamos a cansar.

 

Y por eso me parece que ejemplifico lo que son acuerdos y que se respetan, y lo hago público a pesar de que no se puedan cumplir, no sea que resulte que, al momento de la votación final, no se cumpla.

 

Pero no pasa nada, es parte de lo que en un Parlamento se acuerda. Nosotros actuamos de buena fe, no con ingenuidad.

 

Y esta Reforma en materia constitucional, que modifique el Artículo 73 y 22, es extraordinariamente urgente para que al país le pueda resultar más fácil la pacificación.

 

Recuérdenlo todos: mientras no ataquemos la columna financiera de la delincuencia organizada, se mantendrán intocados los intereses de la misma.

 

Tenemos que atacar frontalmente los recursos financieros de los delincuentes, y por eso me alegra que esta noche, a pesar de la hora, a pesar del cansancio, estemos aprobando una Reforma trascendente para la vida pública del país.

 

Enhorabuena para todos los que votarán en favor, y para los que no, también enhorabuena.

 

Muchas gracias.

Senado de la República
Senado de la República

Tus propuestas son muy valiosas para nosotros

Queremos escucharte y entender tus necesidades. Envíanos tus propuestas para que juntos trabajemos en ellas.
Enviar propuesta